jueves, 8 de enero de 2015

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es una etapa difícil, sin duda. Y no lo digo porque es lo que pone en mis libros de biología, si no porque tengo 15 años y sé lo que es ser adolescente. 
Todos hemos tenido que pasar por este periodo de transformación. En nuestro cerebro se van produciendo cambios constantes, y eso también se refleja en nuestro cuerpo. Nuestra manera de ser, de vestirnos y de relacionarnos se va solidificando a medida que vamos avanzando por el camino de la adolescencia que termina cuando ya estamos formados completamente para ser adultos. Pero nosotros no somos los mismos jóvenes que  nuestros abuelos o padres. Ellos han pasado por otro tiempo donde las cosas eran muy diferente a como lo son ahora.
Pero, ¿cómo nos van a comprender si no saben lo qué es ser adolescente en estos momentos?. 
Personalmente, tampoco me considero como muchos de los otros adolescentes que nos muestran los medios de comunicación. Los llaman la generación ''nini'', y son reconocidos por pasar el día bebiendo, de fiesta y sin trabajar. Son aquellos que en su momento quizás no estudiaron lo suficiente y ahora solo saben pensar en sí mismos. Ahora, muchos opinan que todos los jóvenes somos iguales que ellos. 
Pero me gustaría manifestar mi desacuerdo, ya que al generalizarse no se tiene en cuenta que hay chicos y chicas que realmente se preocupan por su futuro académico. 
Los estereotipos de que solo pensamos en nosotros mismos, que solo nos importa pasar tiempo con nuestros amigos, divertirnos y poco más parece estar grabado en la mente de muchos adultos. 
No me considero una persona de esa clase. Soy una chica de buenas notas en el instituto, tengo buen comportamiento y mi pandilla de amigos. Lo normal a mi edad. Pero sin embargo no dedico mi tiempo a fumar o a beber. 
Creo que a veces solo se ve la parte mala de esta edad, ya que aquí es donde muchos vicios y problemas se van desarrollando, pero igualmente, no solo hay que fijarse en eso. No nos deberían de juzgar por eso. No creo necesario que me tachen de algo que no soy por estar con mis amigos ''cerca'' de una zona de botellona, o que me miran mal por ello. 
Cuando hablamos sobre nuestro futuro la conversación se transforma en sueños. Algunos como querer salir fuera del país, visitar mundo, poder tener un buen puesto de trabajo. Simplemente tener una buena vida. No obstante, para nosotros ese futuro es algo imposible. Cuando vemos el telediario o escuchamos en la radio las nuevas leyes y reformas que salen, la situación actual del país y demás hacen que nos replanteemos si en algún momento de nuestra vida la cosa va a cambiar para poder estar seguros que vamos a conseguir llegar a mantener un buen nivel de vida. 
El futuro es inestable como bien se dice. Nos imaginamos un venidero realmente arduo, donde el trabajo será escaso y los problemas de dinero serán uno de los mayores dilemas de nuestra vida. 
Queremos poder estar seguros y para eso debemos luchar contra lo que creemos que es injusto. Debemos poner solución inmediata si queremos ser lo que de pequeños deseábamos. Igual no logramos llegar a ser astronautas o millonarios, pero prefiero tener una vida decente que estar entre una cola de personas en el paro. Y si no defendemos, nunca vamos a poder tener lo que queremos. 
Sin embargo, me apena ver como las generaciones cada vez más van descendiendo. Veo a algunos de cursos menores que yo, y recuerdo cuando yo era pequeña. Ya no leen tanto, no salen a la calle a jugar con los juguetes, pasan todo el día pendiente del móvil o embobados con una pantalla. Y realmente me entristece. No saben que si apartaran la cabeza, podrían luchar por un futuro mejor para ellos y conseguir un poco más de lo que conseguiremos nosotros. 
Quizás sea que las cosas van cambiando, y los mayores tengan razón con que a medida que avanza el tiempo, muchos de los mejores y más bonitos aspectos de la adolescencia se van perdiendo. 

Comentario en relación con este reportaje de el periódico El País. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario